Seguidores

martes, 9 de agosto de 2016

PERIODO DE ADAPTACIÓN

PERIODO  DE  ADAPTACIÓN

         
¿Qué significa el periodo de adaptación?

      Para los niños/as de 3 años, la incorporación a la escuela supone un cambio importante. Es el paso de la vida familiar íntima a la vida en un grupo más amplio compartido con extraños en un entorno nuevo e institucional.

          No todos los niños/as tienen la misma capacidad de adaptación a esta nueva situación. Algunos no tendrán problemas, otros tardarán solo unos días en hacerse con el ambiente y familiarizarse con las nuevas personas con las que empieza a convivir; otros tardarán semanas y otros, incluso más.

          El grado de apoyo y la actitud de los padres y educadores será decisiva para que este encuentro con la escuela sea lo más agradable y menos traumático posible. Lo normal es que la inmensa mayoría de niños/as manifiesten signos de tensión los primeros días que se pueden manifestar en:
          -lloros exagerados a la entrada.
          -berrinches
          -dificultad para conciliar el sueño
          -problemas alimenticios
          -regresión en el control de esfínteres…
Son signos transitorios que desaparecen pronto si los padres y madres no adoptan una actitud ansiosa y proteccionista.

¿Cuál deberá ser la actitud general de los padres?

          Debe ser de tranquilidad y serenidad entendiendo como normales estas respuestas de los niños/as. Deben procurar hacer todo lo posible para que los conflictos se minimicen y el trauma sea lo más corto y pasajero posible. Para ello se ofrecen algunas recomendaciones:
          -Hablar con los niños/as en casa para que comprendan que en “su nuevo cole” van a conocer a otros amigos, van a aprender muchas cosas, jugarán y se lo pasarán muy bien.
          -Hacer siempre comentarios positivos de la escuela, sobre todo en presencia de los niños/as.
          -No prolongar las despedidas.
          -No acudir al centro durante la jornada escolar para ver como están, evitaremos retrocesos y problemas de inadaptación.
          -Preparar con cariño los objetos y materiales que tengan que llevar a clase.
          -Habituar al niño/a a los nuevos horarios y ser puntuales a las entradas y recogidas.